La Unión Europea (UE) anunció que reconoció al gobierno de coalición establecido un día antes en Moldavia, de acuerdo con información proveniente de Chisinau, capital de Moldavia.


“La Unión Europea toma buena nota de las decisiones alcanzadas ayer por el Parlamento de la República de Moldavia, incluyendo sobre la formación de la coalición gubernamental”, dice un comunicado sobre la situación política en Moldavia emitido conjuntamente por la alta representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini, y el comisionado europeo para Política de Buena Vecindad Europea y Negociaciones de Ampliación, Johannes Hahn.


La UE, que pide calma y moderación, dice que la UE está lista para trabajar con el “gobierno democráticamente legítimo con base en un compromiso mutuo con las reformas y con los principios clave incluidos en nuestro Acuerdo de Asociación”.

“El diálogo entre los representantes elegidos democráticamente debe seguir siendo la clave para encontrar una solución a la crisis política actual“, dijeron los funcionarios de la UE en el comunicado.

Moldavia se sumió en tensiones políticas inesperadas el sábado, cuando el Partido Socialista, que favorece lazos más estrechos con Rusia, y la alianza ACUM favorable a la Unión Europea firmaron un acuerdo para formar un gobierno de coalición.

Ambas partes también convocaron una sesión parlamentaria especial, en la que diputados socialistas y de ACUM que ocupan 61 de los 101 escaños del Parlamento, eligieron a la líder socialista Zinaida Greceanii como presidenta del Parlamento y aprobaron un nuevo gobierno encabezado por Maia Sandu, líder de la alianza ACUM.

No obstante, el Tribunal Constitucional determinó que las medidas del Parlamento fueron inconstitucionales al igual que las demás decisiones adoptadas por la asamblea legislativa nacional desde el 8 de junio, cuando el Parlamento debía disolverse.

Con anterioridad, el máximo tribunal también anunció la suspensión del presidente Igor Dodon por rehusarse a disolver el Parlamento y nombró al primer ministro Pavel Filip como presidente interino, quien firmó de inmediato un decreto para disolver el Parlamento y convocar elecciones anticipadas el 6 de septiembre.

Fuente: Xinhuanet

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Información importante para ti

Al marcar esta casilla, confirma que ha leído y está de acuerdo con nuestros términos de uso con respecto al almacenamiento de los datos enviados a través de este formulario.