Quizá en los últimos tiempos haya escuchado que los negocios no deben retrasar más su transformación digital, o bien que aquellos que lo retarden corren el riesgo de rezagarse de su competencia y poner en riesgo su permanencia en el mercado pero ¿a qué se refiere dicha transformación?


La transformación digital conlleva una serie de proyectos que buscan cambiar la cara de una organización tanto desde los procesos internos que se llevan a cabo hasta las interacciones que se realizan con los clientes.


La tecnología desempeña un papel principal en esta transformación, pues se trata de una adopción a ella para mejorar las acciones que se llevan dentro del negocio.  Por ejemplo, una Pyme puede pensar en la integración de base de datos, utilización de la nube para almacenar datos, utilizar herramientas colaborativas que permitan a diferentes empleados interactuar en un proyecto común, sistemas para levantar pedidos y hacer más eficiente el reparto, disminuyendo tiempos, etcétera.

Las Pymes tienen diversas áreas para llevar a cabo la transformación digital, se incluye el uso de redes sociales siguiendo una estrategia de mercadotecnia, automatizar procesos, utilizar software para el envío de mail marketing, etcétera.

Pero para poder llevar dicha transformación las pymes deben considerar cinco claves que les permitirán la transición:

  • Estar abierto al cambio cultural y al entorno digital, esto es caminar hacia una cultura digital
  • Formarse en el área y ser el ejemplo ante toda la empresa, siendo capaz de dirigir y orientar a los demás
  • Adaptarse a los cambios de consumo
  • Establecer puntos de contacto digitales, basados en la comunicación omnicanal
  • Ser capaz de recoger, almacenar y administrar datos e información para la toma de decisiones y oportunidades

No hay que perder de vista que la transformación digital tiene el fin de revolucionar, con ayuda de la tecnología, el rendimiento de una empresa. Por ello se debe ser capaz de poder medir los resultados que se están obteniendo, dependiendo de las estrategias digitales implementadas.

Además, se debe ser capaz de reconocer cuál es el impacto que se está teniendo en la organización, así como con los diferentes públicos con los que se tiene una interacción.

Finalmente, no se trata solo de contratar las herramientas y echarlas a andar, esperando que den un resultado positivo o favorable por sí mismas, en todo momento se debe de monitorear el funcionamiento y los resultados arrojados y corregir si es necesario.

Fuente: Entrepreneur

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Información importante para ti

Al marcar esta casilla, confirma que ha leído y está de acuerdo con nuestros términos de uso con respecto al almacenamiento de los datos enviados a través de este formulario.