¿Cuántas veces no te ha sucedido? Se cae tu iPhone al suelo, escuchas ese horrible golpe que retumba en lo más profundo de tu ser, lo levantas y, tan pronto lo volteas, te encuentras con una pantalla hecha añicos. Una auténtica tragedia de la era digital.

Apple está decidido a ponerle un alto de una vez por todas al sufrimiento de millones con una nueva tecnología que permita volver a la pantallas de los iPhones mucho más resistentes, incluso a las caídas más altas.

Para demostrar su compromiso en la consolidación de una nueva era libre de pantallas rotas, el gigante tecnológico destinó 250 millones de dólares a Corning, el fabricante y distribuidor de las pantallas que Apple utiliza para el iPhone, Apple Watch y iPad.

La inversión se sumará a los 200 millones que la marca californiana ya había entregado a Corning hace dos años con el mismo objetivo: desarrollar el cristal más avanzado en términos de tecnología, funcionalidad y resistencia en el mercado.

Los nuevos cristales creados para todas las generaciones de iPhone serán lanzadas en un par de día, incluidos aquellos destinados para el iPhone 11 y el iPhone 11 Pro los cuales, de acuerdo a Apple, contarán con los cristales más duros jamás instalados en un smartphone.

Las pantallas también contarán con un nuevo sistema mecanizado que permitirá cargar a los teléfonos sin la necesidad de conectarlos.

«Estamos orgullosos de lo que hemos logrado en nuestra colaboración con Apple», comentó Wendell P. Weeks, presidente de Corning. «El fondo nos permitirá desarrollar innovaciones radicales. Pero, lo más importante, nos dejará crear nuevas herramientas para los usuarios y seguir ampliando los límites de lo posible.»

Fuente: Robb Report 

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Información importante para ti

Al marcar esta casilla, confirma que ha leído y está de acuerdo con nuestros términos de uso con respecto al almacenamiento de los datos enviados a través de este formulario.