El gigante global de la tecnología Apple ha enfrentado un panorama adverso y de retos en los meses recientes. Varios sucesos pusieron en duda su rentabilidad de corto plazo en el mercado de valores y la capacidad que pudiera tener la empresa para mejorar sus resultados en los trimestres siguientes.


El impacto provino del icónico iPhone, el producto que hasta la fecha representa 60% de las ventas globales de la empresa que fundara el fallecido Steve Jobs, en el garaje de su casa; la dependencia de ingresos basada en el iPhone le ha empezado a pasar factura desde hace por lo menos dos años cuando se reportaron los primeros indicios de eventuales declives en las ventas globales del teléfono. Pero el apetito se mantuvo por un tiempo más, a la espera de una sorpresa que nunca llegó.


Si algo ha distinguido a la empresa desde los tiempos de Jobs y ahora bajo la batuta de Tim Cook es su innovación y capacidad de reacción ante los retos que enfrenta, eso llevó a la cúspide a la compañía. Bajo dicho concepto los mercados han detectado algunas señales de que la alta dirección de Apple se encuentra en la misma dinámica de años atrás.

Tras la presentación de sus resultados financieros la acción de la compañía ha registrado un repunte de 10%. Es cierto que todavía le falta para recuperar lo perdido, alcanzar su nivel máximo histórico no será cosa de unos cuantos días, pero los análisis se concentran en los resultados financieros y sus puntos medulares.

Estos aspectos señalan que ya existe una estrategia de la compañía originaria de Cupertino, California, para regresar a la senda de la alta rentabilidad.

Estas son algunas de las acciones que lleva a cabo:

1) Aún depende del iPhone pero sus ventas se diversifican cada vez más: como señalamos anteriormente, las ventas del iPhone representan para Apple hasta 60% de sus ventas globales. Sin embargo, la estrategia de diversificación que se inició hace varios años ha empezado a reflejarse en las cifras de la compañía, lo que sucede con Apple es que su icónico iPhone fue tan revolucionario en su momento que llegó a eclipsar el desarrollo tecnológico de la misma empresa.

De acuerdo con los datos de sus resultados financieros del año pasado, las ventas de iPads aumentaron 17%, los accesorios 33% y los servicios a empresas 19% en términos anuales. Las ventas combinadas de estos segmentos registraron máximos históricos para el trimestre.

Todo lo anterior mientras las ventas globales de iPhone representaban una caída de 15% entre octubre y diciembre pasados y las previsiones de la propia empresa señalan que seguirá el descenso en este producto, algo que le preocupa pero al mismo tiempo le ocupa, de acuerdo con las previsiones de los analistas que siguen a la empresa desde su nacimiento.

2) El gasto en investigación y desarrollo que registra Apple ya es un parteaguas para la industria y para la misma empresa, su idea consiste en sacarle provecho a los miles de millones de dólares que invierte en esta actividad.

Según sus cifras, las inversiones realizadas en investigación y desarrollo alcanzaron niveles jamás vistos de 3 mil 900 millones de dólares en el cuarto trimestre, con lo que se incrementó 15% en términos anuales. Apple le apuesta a la investigación y el desarrollo para impulsar su rentabilidad y recuperar los sitios estelares que ha ocupado en los mercados por muchos años.

Los dos anteriores son medidas hasta cierto punto ortodoxas que en realidad llevan años de puestas en funcionamiento aunque solo fue hasta la crisis del iPhone con su ralentización cuando se han considerado como auténticas oportunidades para que la empresa se mantenga en los cuernos de la luna.

Para saber más: ¿Ventas más bajas? Apple recortaría la producción del iPhone X
Sin embargo, existen algunas otras señales que los mercados han interpretado como la posibilidad de que en algún momento de este mismo 2019 la empresa de la manzana sorprenda al mundo entero, estas son las posibles causas:

a) Tim Cook ha dado algunos consejos llamándolos incorporaciones “materiales” a lo que no se conoce todavía pero se especula que formará parte de su portafolio de servicios para el año en curso; Cook ha señalado que la empresa tiene mucho tiempo trabajando en nuevos servicios, también dice que ha invertido por muchos años en salud y bienestar, lo que mueve a pensar que la empresa podría capitalizar el éxito del Apple Watch y encontrar algunas soluciones para un segmento hasta ahora poco explorado, el de la llamada tecnología sanitaria.

b) El mercado sabe que otro lanzamiento muy probable para este año por parte de Apple sería el Media Bundle, que podría incluir un servicio de contenidos en streaming, Apple Music y la app de noticias Texture. La idea sería que dichas incorporaciones refuerzan el atractivo de la familia de hardware de Apple y ayuden a reactivar las ventas del iPhone.

c) Finalmente, otro as bajo la manga de Cook y su equipo sería la venta de un iPhone de bajo costo en naciones con bajos ingresos; mucho se ha insistido sobre el tema desde hace varios meses y los directivos de Apple jamás han dicho ni sí, ni no, por lo tanto, es una posibilidad latente; la medida acabaría con el estatus del iPhone como “único”, pero lo podría posicionar en un mercado en el que la pelea encarnizada entre diferentes marcas le ha quitado participación desde hace varios años.

Como sea y lo que sea, la apuesta en el mercado es que Apple se prepara para la era post-iPhone desde hace al menos algunos meses, todos siguen atentos los pasos de este gigante tecnológico.

Fuente: Entrepreneur 

Total
1
Shares

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Información importante para ti

Al marcar esta casilla, confirma que ha leído y está de acuerdo con nuestros términos de uso con respecto al almacenamiento de los datos enviados a través de este formulario.