Ya no sólo los jóvenes y los influencers tienen cabida en Instagram: actualmente alrededor de 1,000 millones de personas usan al menos una vez al mes esta red social, según datos recogidos por TechCrunch, haciendo que esta plataforma se haya convertido, desde 2018, en un producto global.

Así lo califica la compañía especializada en estadísticas Statista, que incluso pronostica que aunque Facebook cuenta con más del doble de usuarios (2,271 millones al tercer trimestre de 2018), “no se puede descartar que Instagram le acabe ganando la batalla de la popularidad en algunos países”.


Pero no sólo se trata de usuarios que comparten fotos bonitas o videos. El 80% de las personas en esta red social siguen a una marca, y ocurren 180 millones de interacciones entre usuarios y negocios cada mes. Además, 2/3 de las visitas a un perfil de negocio son de personas que no siguen a la marca. Esto significa que conforme las personas están viendo su feed, se toman el tiempo de hacer una pausa y dar clic para conocer más acerca de una marca de la que nunca habían escuchando antes.


Hoy hay 25 millones de negocios en la plataforma, que en su mayoría son micro y pequeños emprendimientos. Si el tuyo no es uno de estos, estás perdiendo oportunidades de venta. Y si ya estás en Instagram pero no capitalizas de forma adecuada tu perfil, también pierdes. ¿Cómo solucionarlo y, al mismo tiempo, ganar dinero?

A decir de Christina Ting, Jefe de marketing de producto, soluciones publicitarias para Instagram, el primer paso es convertir tu perfil a uno empresarial y conectarlo con tu página de Facebook para que sea más fácil administrar los mensajes y post en ambas plataformas.

La función te permite agregar información relevante sobre tu empresa, como el horario comercial, la dirección, el número de teléfono y tu sitio web, y acceder a herramientas gratuitas como botones de acción e insights sobre seguidores (de qué edades y género son, a qué región pertenecen e incluso la hora a la que se conectan a la red social) y sobre el rendimiento de tus publicaciones.

El siguiente paso es seguir y aprender de otros emprendedores, ya sea de tu mismo giro o de algún otro, para inspirarte. Así, además de generar conexiones y comunidad, podrás entender qué es lo que le gusta a la gente que está comprando en negocios similares al tuyo.

¿Qué hay de la creatividad? Instagram es una red muy visual, por lo que aunque no tengas los presupuestos de las grandes marcas, Christina recomienda: publicar escenas del “detrás de cámaras” de tu empresa, es decir, cómo se fabrica tu producto, quiénes son tus proveedores o testimonios de la experiencia de compra; pensar en qué promociones puedes agregarle a tu contenido; cuidar que tus mensajes estén especialmente diseñados para móviles, es decir, que sean cortos y puedan verse y entenderse de manera fácil y rápida. Por último, aconseja ser auténtico con el mensaje de tu marca y mantenerte en tono con lo que quieres comunicar.

Enséñame el dinero

Si quieres pagar pauta en Instagram puedes hacerlo desde 1 dólar y con ello alcanzar a una mayor audiencia, como lo hacen los dos millones de anunciantes mensuales que reporta la plataforma. “Depende de tu presupuesto pero incluso unos pocos dólares pueden ayudarte a llegar a miles de personas gracias a que contamos con la misma infraestructura que Facebook”, explica Christina Ting.

Pero aún si no te sientes preparado o no tienes los recursos para invertir en marketing digital puedes aprovechar la plataforma para vender gracias a la función Shopping, o Compras, disponible desde abril de 2018. Al habilitarla, de manera gratuita puedes etiquetar tus productos en fotos, videos e historias para convertir cualquiera de tus publicaciones en una oportunidad de venta.

¿Cómo funciona? Una vez que tienes acceso a este feature, puedes taggear hasta cinco productos por imagen o video, y máximo 20 por secuencia, mediante un “sticker de producto”. Así, cuando las personas den clic a tus post con un símbolo de bolsa en la esquina inferior izquierda, ven descripciones completas del producto y su precio, y pueden acceder a más imágenes y a artículos relacionados de tu tienda, agregar marcadores y crear colecciones personalizadas, e incluso redirigirse a tu sitio web para realizar la compra, todo sin salir de Instagram.

“Esta función ofrece a los clientes un acceso rápido a la información de tus productos y una experiencia de compra óptima, y a ti como emprendedor te da acceso a estadísticas para que puedas ofrecerles productos y ofertas más relevantes”, señala la directiva.

“Incluso tu negocio puede ser visible para quienes no te siguen, pues los usuarios pueden descubrir nuevas marcas en la sección ‘Buscar y explorar’”.

De Instagram para el mundo

La herramienta Stories es un fenómeno no sólo en Instagram, donde diariamente hay más de 500 millones de usuarios activos. “Es un cambio global y, junto con el video vertical, se está convirtiendo en la forma predominante en que las personas consumen contenido en dispositivos móviles”, señala Christina Ting. De hecho, según cifras de la plataforma, una de cada cinco historias generadas por un negocio de manera orgánica recibe un mensaje directo de sus seguidores.

Si todavía tienes dudas sobre cómo puedes aprovechar las herramientas que ofrece Instagram para vender más y amplificar tu negocio, te tenemos una buena noticia. En la página web https://business.instagram.com la plataforma ofrece tutoriales paso a paso, comparte historias de éxito y campañas para que te inspires, así como tips de mejores prácticas.

No te quedes fuera de esta ola: según un estudio de Ipsos Connect 2017, al 43% de los mexicanos les gusta apoyar a las pequeñas empresas comprando sus productos en Instagram. Además, el 53% de los encuestados señaló que contar con una cuenta en esta red social es más importante que tener una página web. ¡Qué esperas!

Fuente: Entrepreneur 

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Información importante para ti

Al marcar esta casilla, confirma que ha leído y está de acuerdo con nuestros términos de uso con respecto al almacenamiento de los datos enviados a través de este formulario.