LinkedIn está creciendo a pasos agigantados. Y no nos sorprende, considerando que es el lugar perfecto para que la gente conecte y haga negocios en línea. Conforme ha ido creciendo la plataforma, parece haber una división de opiniones entre los usuarios que perciben enormes retornos de inversión y los que juran que LinkedIn “no funciona”.

Lo entiendo. Acceder a la gente con la que te gustaría conectar y hacer negocios es fácil, pero eso no garantiza que tendrás éxito haciéndolo, sobre todo si no utilizas la plataforma correctamente. Puede sonar duro, pero alguien tiene que decirlo: no son los demás, eres tú. Con suerte, los consejos que vienen aquí pueden ayudarte. Aquí están los siete pecados mortales que harán que tus esfuerzos en LinkedIn se queden sin respuesta.

1. Llenar de spam a gente desconocida

¿Le has estado enviando el mismo mensaje a todas las personas con las que conectas? No me sorprende que no estés recibiendo respuesta. Estás enviando spam. ¿Alguna vez ha funcionado el spam? No, y en LinkedIn no será la excepción. Nadie entra a una plataforma, y menos a una plataforma social, esperando recibir mensajes de desconocidos que no tienen nada que ver con ellos o con lo que les interesa.

Dudo del simple hecho de que esto sea una estrategia. Repite conmigo: No enviaré spam. No lo hagas. No lo hagas en LinkedIn ni en ningún lado. Yo recibo cientos de mensajes, y siempre son totalmente transparentes y siempre me dejan pensando. El mensaje es: Me estás tratando de vender algo. Los mensajes simples y directos que incluyen una sola pregunta tienen muchas más posibilidades de recibir una respuesta.

2. Esperar demasiado

Nadie te debe su tiempo, así que no actúes como si así fuera. Hay muchísima gente dispuesta a ayudar a los que no saben, pero ese número disminuye rápidamente cuando te acercas a alguien haciéndole sentir que debe ponerte atención o que tienes derecho a reclamar un minuto de su tiempo. En lugar de esto, intenta invertir algo de tiempo construyendo una relación. No hagas que todo gire alrededor de ti. Haz que tus interacciones sean de un párrafo corto. Haz una pregunta al día que disfruten responder, y lo harán a la primera oportunidad que tengan.

3. Hacer envíos no consensuales

Benjamin Harrison, experto en LinkedIn y creador de Smart Pitch, un programa que enseña a los inventores a usar LinkedIn para presentar sus ideas de nuevos productos, acuñó el término “envíos no consensuales”. En su opinión, “todos pensamos que nuestros productos o servicios son lo mejor que le ha pasado al mundo desde la aparición del pan en rebanadas, pero obligar a alguien a tragarse tu material promocional en lugar de pedirles permiso para mostrárselo establece un tono opuesto al que necesitas”.

En lugar de esto, Harrison recomienda desarrollar relaciones en LinkedIn haciendo envíos consensuados. Recuerda que las relaciones más sanas se construyen despacio.

4. Trolear

Comentar en el hilo de alguien más es perfectamente normal, pero, por favor, asegúrate de no estar usando su post para promocionar tu propio producto o servicio. Cuando la gente sólo participa en LinkedIn haciendo esto, se ve muy desesperada. Enfócate en aportar a la conversación de forma relevante.

Si eres grosero, desagradable o beligerante, la gent no querrá hacer negocios contigo. Se muy selectivo con lo que compartes. Habrá momentos en los que no estés de acuerdo con alguien, y decirlo está bien, de hecho, es lo que se espera de ti. Pero recuerda ser siempre cordial y respetuoso.

5. Estar necesitado

Ten un poco de confianza en ti mismo. Actúa como si pertenecieras, como si ya tuvieras un lugar ganado en la mesa. No busques inmediatamente a alguien después de que haya aceptado tu solicitud. No le envíes un segundo mensaje 24 horas después, sobre todo si no te han contestado. Esta es otra forma de ser respetuoso del tiempo y el espacio de los demás. Te prometo que es una forma más efectiva de construir las bases para una relación de negocios más productiva.

6. Compartir demasiadas cosas personales

Está bien compartir algo de información personal, pero recuerda que éste es un lugar para hacer negocios. Estás intentando conectar con la gente de forma profesional. El contenido de LinkedIn, sobre todo el video, tiene un gran impacto que dura a lo largo de años, y el hecho de que puedas subir contenido no implica que debas hacerlo. LinkedIn es una herramienta para promocionar marcas. ¿Cómo contribuye a esto lo que desayunaste o el simple hecho de poder subir un post? Hay muchas otras plataformas en las que puedes compartir tus creencias políticas, las fotos de tus vacaciones o lo que elegiste para comer.

7. Typos

Cuando le escribas a alguien, asegúrate de revisar tu gramática y ortografía. La ortografía es importante, te guste o no. El hecho de no darte tiempo de revisar lo que escribes dice mucho sobre ti.

LinkedIn es un lugar fantástico para descubrir nuevas oportunidades potenciales para tu negocio, pero sólo si lo utilizas correctamente. Si no, tus colegas potenciales te evitarán como si fueras la plaga.

Fuente: Entrepreneur 

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Información importante para ti

Al marcar esta casilla, confirma que ha leído y está de acuerdo con nuestros términos de uso con respecto al almacenamiento de los datos enviados a través de este formulario.