Nadie puede discutir que Internet es una plataforma de lanzamiento para un negocio digital. Sin importar cuál sea el giro de la empresa, cada vez vemos más startups mexicanas que brindan sus productos y servicios por medio de una página web, aplicación o red social. Sin embargo, no todo es color de rosas, ya que todas estas empresas manejan una gran cantidad de datos personales, lo que lleva consigo una gran responsabilidad. Por eso, si eres un emprendedor y manejas información sensible, te recomiendo continuar leyendo para conocer los puntos básicos para cuidar la privacidad de tus clientes.

La responsabilidad moral y ética aplica a todas las empresas. Además, la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de los Particulares aplica para todos. Desde una startup hasta un gran corporativo, porque la autoridad resguarda la protección de la privacidad digital de las personas por igual. Si bien es verdad que parte de esta gran responsabilidad corresponde a los usuarios sobre qué información sensible comparten con una empresa, las organizaciones juegan un rol fundamental en que esta sea utilizada, almacenada, gestionada de la forma adecuada y transparente.

Por eso, se vuelve de vital importancia, y hasta estratégico, impulsar el correcto manejo de datos a través de cinco puntos fundamentales:

1. Los emprendedores son los principales responsables de cualquier esfuerzo que se realice se cumpla con éxito. Dicho en otras palabras, es clave generar una cultura sobre un manejo responsable de los datos personales para que todos los colaboradores comprendan la sensibilidad del tema. Esta es una ventaja que pueden tener las startups sobre los corporativos, aprovéchala y ten este punto presente desde el inicio de tu negocio.

3. Siguiendo el punto anterior, la privacidad de los clientes y usuarios deben siempre ser la prioridad primordial. Dicho en otras palabras, la privacidad debe ser por diseño y no un agregado al producto final. Ya sea una aplicación o una página, incluye este punto desde antes tu primer borrador.

4. Desarrollar una política interna del uso ético y responsable de los datos con énfasis especial en la protección de los datos personales. Aquí no hay excusas, el punto de partida y referencia para cumplir todos los aspectos es la Ley Federal de Protección de Datos Personales en posesión de los particulares (LFPDPP).

5. Ser transparentes sobre cómo se tratarán los datos personales. Aquí las interacciones de las diferentes áreas, existentes y que vayan sumándose al negocio, juegan un papel fundamental para determinar qué se necesita, para qué se necesita, cómo se tratarán los datos personales, dónde se almacenarán y por cuánto tiempo. Además, es un buen punto para empezar a ganarte la confianza de tus clientes.

Estas recomendaciones deben ser la punta de lanza de las empresas e instituciones para garantizar el correcto trato de los datos personales. Debemos comprender que la frontera online/offline es cada vez es más difícil de distinguir, ya que nuestra vida personal y profesional transcurre dando saltos entre ambos mundos. Por eso, si estás iniciando o piensas empezar un negocio digital, ten presente que la privacidad de tus clientes es una prioridad tan importante como hacer crecer las ventas o suscriptores.

Fuente: Entrepreneur

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Información importante para ti

Al marcar esta casilla, confirma que ha leído y está de acuerdo con nuestros términos de uso con respecto al almacenamiento de los datos enviados a través de este formulario.