Por Redacción Perspectiva

José Manuel Morales Marroquín, hijo del presidente Jimmy Morales, tenía la intención de engañar a las autoridades a cambio de beneficiar a la familia de su novia con un contrato, según informó Carlos de León, de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI).


De León señaló que al crear dos empresas comerciales para la compra de canastas navideñas existió engaño para aparentar legalidad en el procedimiento.   


Según el fiscal, las empresas de cartón, que fueron creadas para beneficiar a Fulanos y Menganos, presentando cotizaciones con diferentes costos,  fueron inscritas una a nombre de José Morales y la otra a nombre de Manuel Marroquín.

El beneficiado del negocio fue Mario Orellana, el padre de la entonces novia del hijo del mandatario, con la venta de las canastas.

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Información importante para ti

Al marcar esta casilla, confirma que ha leído y está de acuerdo con nuestros términos de uso con respecto al almacenamiento de los datos enviados a través de este formulario.